Análisis del BenQ PhotoVue SW240: Color preciso AdobeRGB por menos de 445 euros

BenQ PhotoVue SW240

Análisis del BenQ SW240: Excelente color

He pasado la mayor parte de 2018 probando monitores BenQ (SW271 4K, SW2700PT y ahora el SW240), y aunque cada uno tiene su propio nicho, todos tienen algo en común: un notable nivel de calidad y excelentes funcionalidades a un precio razonable. El SW240 puede ser el único nuevo monitor del mercado de este precio y tamaño que puede ofrecer el 99% o más de la gama de color AdobeRGB. Eso significa que puedes ver tus imágenes con colores más realistas, y si vas a imprimir a alta calidad, puedes ver más colores de los que luego aparecerán en el papel.

Aún así, 445 euros es un precio más alto de lo usual para un monitor de 24” hoy en día. ¿Ofrece el BenQ SW240 lo que dice, y merece la pena? La respuesta rápida es que . Vamos a echar un vistazo más en profundidad.

Dentro de la caja

BenQ PhotoVue SW240Como sus hermanos mayores más caros, el SW240 se envía con un informe del calibrado de fábrica en la caja, y el surtido habitual de cables (DisplayPort, HDMI, USB y alimentación). A diferencia de los monitores BenQ que he probado, este no cuenta con mando de control rápido (de disco) incorporado, ni con visera de monitor, aunque se puede comprar de forma separada por 89 euros adicionales.

Diseño del monitor

El BenQ SW240 comparte muchos de sus elementos de diseño con los monitores más caros de la serie PhotoVue. Su diseño simple en color negro es sobrio pero atractivo, sin ser vanguardista. Su bisel es el más fino de los monitores PhotoVue, con solo 2 mm de grosor, y al contar con agujeros para montura VESA (100 x 100 mm), es un buen candidato para aquellos que usen doble monitor, aunque hay que tener en cuenta que la imagen real no alcanza hasta el final del bisel, sino que está separado por un borde de unos 0,5 cm en la zona superior y en los laterales.

BenQ PhotoVue SW240

Además de tener un buen rango de ajustes verticales y de inclinación, la pantalla se puede rotar 90 grados para conseguir una orientación para retratos.

Como el SW2700, la pantalla está montada en un alto poste que permite un gran ajuste de altura (desde 2,2” hasta 7,7” sobre el escritorio, permitiendo a la pantalla ser rotada hasta 90 grados para usarse en posición vertical si así lo deseas.

Sin embargo, aunque el SW240 tiene lector de tarjetas SD y dos puertos de expansión USB, su ubicación está incómodamente retrasada en la parte posterior del monitor, lo que los hace complicado de usar. Yo uso uno de los puertos USB para el calibrador de color y el otro para una luz accesoria BenQ Screen, ya que puedes conectarlos y olvidarte de ellos, y el lector de tarjetas simplemente lo ignoro.

BenQ PhotoVue SW240

Retroiluminación y superficie de pantalla

Por suerte BenQ no ha hecho ningún cambio en la excelente superficie de la pantalla de su línea PhotoVue en el SW240. Sigue siendo excelente, con un acabado ligeramente mate que reduce el brillo pero no reduce de forma significativa el contraste ni la nitidez de la pantalla, y tampoco provoca un acabado granuloso. Es un gran equilibrio, aunque siempre habrá gente que prefiera un acabado brillo. Como el panel es IPS, los colores son consistentes incluso cuando se mira desde un ángulo extremo, y el acabado de la superficie no parece tener un efecto negativo aquí.

BenQ PhotoVue SW240

Aquí, con un fondo gris claro abierto en el SW240, puedes ver el ligero oscurecimiento en el borde derecho de la pantalla (y un poco en la izquierda), pero no hay sangrados de luz en torno a los bordes. El color desigual de arriba y abajo se debe a la luz que se refleja de la ventana.

La retroiluminación del panel es muy buena, pero no tan perfecta como la del SW2700 y el SW271. En general, no he encontrado sangrado de luz alrededor de los bordes del bisel, y los colores parecen ser consistentes en toda la pantalla. Sin embargo, he notado que las dos primeras pulgadas en el borde derecho del monitor eran ligeramente más tenues que el resto. Aunque esto es lo suficientemente sutil para ser un problema práctico, es visible a simple vista cuando se muestran todos de brillo medio, aunque desaparecen en los tonos muy brillantes o muy oscuros.

Rendimiento del color

BenQ PhotoVue SW240

El software de calibración Datacolor indicaba que el BenQ SW240 mostraba el 100% del sRGB, el 93% del NTSC y el 100% del Adobe RGB tal y como estaba calibrado.

El rendimiento del color del SW240 resultó ser el mejor de los que he probado hasta la fecha. Según mi colorímetro, el monitor producía el 100% de la gama sRGB, y también el 100% de la gama AdobeRGB, con los números ΔE bien por debajo de 2.0. De hecho, todos menos uno estaban por debajo de 0,75, dando una media de 0,55. Realmente impresionante. Las medidas ΔE se muestran abajo.

También es importante tener en cuenta que el SW240 es un monitor de 10 bits con 14 bits de LUT 3D, lo que significa que puede mostrar más colores separados dentro de esos espacios de color. Esto reduce la formación de franjas y la posterización al mirar gradaciones suaves en tus imágenes. Un monitor de 10 bits marca unas diferencias significativas y visibles en la gradación tonal de los cielos, por ejemplo.

BenQ PhotoVue SW240

BenQ PhotoVue SW240

10 bits para blanco y negro

BenQ PhotoVue SW240La profundidad de bits es especialmente importante cuando trabajas con imágenes en blanco y negro. Los monitores estándar muestran normalmente un rango tonal de 8 bits y 8 bits solo contienen 256 tonos de gris, incluyendo el negro y el blanco puros (mientras que las imágenes en color combinan 256 tonos de rojo, verde y azul para formar 16,8 millones de colores: 256 x 256 x 256). 10 bits, por otro lado, te dan 1024 tonos monocromos con los que trabajar. Si trabajar con imágenes de 16 bits en Photoshop (desde un archivo RAW de 12 o 16 bits), tus imágenes contendrán drásticamente más tonos de gris de los que un monitor estándar puede mostrar. Esos tonos que se pierden aparecerán como franjas y se perderán detalles en las luces y las sombras. Un monitor de 10 bits no soluciona el problema por completo, pero te ofrece cuatro veces más tonos con los que trabajar, y una mejora notable en la calidad de la imagen.

El SW240 y el SW2700PT usan paneles de 8 bits y un Control de Tasa de Frames (FRC, por sus siglas en inglés) para llevar a la pantalla a un rango tonal de 10 bits. Monitores más caros como el BenQ SW271 usan paneles de 10 bits para mostrar de forma nativa una mayor profundidad de bits sin FRC.

Trabajando con el monitor: Opciones generales

Para cualquiera que no necesite una resolución de 4K sí o sí, el SW240 proporciona un excelente valor: unos colores que rivalizan con monitores que cuestan 1.000-2.000 euros, con una retroiluminación a la par y un diseño atractivo. Su fino bisel es el mejor dentro de la línea.

Gastamos miles de euros en cámaras con los mejores sensores para captar un rango de color más amplio y objetivos que rendericen mejor el color. ¿No tiene sentido usar un monitor que nos permita ver esos colores?

La proporción de pantalla de 16:10 es una buena opción para aquellos que trabajéis con fotos captadas con DSLR o cámaras mirrorless que tengan la proporción estándar de 3:2, en lugar del ratio de 16:9, más ancho, común en las pantallas anchas de vídeo. La pantalla de 16:10, más alta, permite ver imágenes de 3:2 a un mayor tamaño sin necesidad de recortar la parte superior y la inferior, y yo también agradezco esa altura extra para navegar por Internet o leer PDF con páginas una junto a la otra.

No he echado de menos la pérdida del disco de control que venía con los modelos de 27” de BenQ; la tecla de acceso rápido del monitor estaba bien para la frecuencia con la que cambiaba los perfiles. La ubicación de los puertos de expansión USB tampoco fue un problema para mí, ya que de todas formas tengo otros puertos a mano en mi escritorio (y esos dos tienen residentes permanentes), pero sí me molestó la colocación del lector de tarjetas SD, que hubiera usado si no estuviera escondido en la parte trasera de la pantalla.

Si tuviera que elegir entre un monitor FullHD con un gran color y un monitor 4K con un color poco fiable, siempre me quedaría con el de mejor color. Imagino que esta es una decisión que debe tomar mucha gente que esté buscando un nuevo monitor, teniendo en cuenta la popularidad del vídeo en 4K hoy en día, pero no todo el mundo está dispuesto a gastar el dinero extra en un monitor como el SW271 para tener ambas cosas. Para mí, ser capaz de obtener colores fiables en las impresiones y poder ver el rango de color completo en mis fotografías es mucho más importante que tener un poco más de detalle.

Precio y valor

Cualquier fotógrafo que haya visto ver sus fotografías con una amplia gama de color sabe la mejora que puede significar, pero muchos no están dispuestos a pagar los precios inflados de los monitores AdobeRGB fabricados por marcas como Eizo o NEC. El SW240 es un monitor que luce increíble y que cualquier entusiasta se puede permitir, por alrededor de 445 euros.

¿Pero debes comprarte tú el SW240? Probablemente no sí quieres el Visera para Monitor, que resulta decepcionantemente caro (89 EUR) para tratarse de una pieza de plástico moldeado que vale un par de euros. Juntos te costarían sobre 530 EUR, y el SW2700PT, un monitor de 27”y 2560 x 1440 de resolución, solo cuesta 682 euros(Visera incluido), lo que resulta bastante tentador. La densidad de píxeles del SW240 es sobre 94 píxeles por pulgada (ppp), mientras que el SW2700PT tiene una densidad ligeramente mejor, de unos 109 ppp.

También hay una dura competencia de compañías como Dell. El monitor Dell UltraSharp UP2516D de 25”cuesta más o menos lo mismo, pero tiene mayor resolución y es QHD. Los que estén más interesados en la edición de vídeo pueden estar tentados por el monitor de 10 bits y 4K AOC U3277PWQU, que afirma tener una amplia cobertura de gama, pero no específicamente de AdobeRGB. Por solo 520 euros, este barato AOC es tentador, ya que se trata de un monitor 4K grande, pero su precisión de color es muy cuestionable.

Conclusión

Gastamos miles de euros en cámaras con los mejores sensores para captar un rango de color más amplio y objetivos que rendericen mejor el color. ¿No tiene sentido usar un monitor que nos permita ver esos colores?

Yo recomiendo encarecidamente monitores de amplia gama a todos los fotógrafos, y este en particular es una sólida elección. El monitor está bien construido, tiene un color fiable y excelente y la retroalimentación da pocos motivos para quejarse. Por 445 euros es una buena oferta, pero no tanto como los destacables modelos de 27” de BenQ; me hubiera encantado tener el visera incluido a este precio. Para mí, los monitores BenQ tienen menos problemas de control de calidad que los Dell de precio similar, pero si puedes encontrar un Dell UP2516D, merece la pena planteárselo seriamente. Considerando todo ello, el BenQSW240 es una opción sólida para fotógrafos que busquen su primer monitor de gama amplia, pero también se puede considerar el BenQ SW2700PT.

Lee mas:
Mejor Monitor Gaming

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *