Qué es V-Sync?

V-Sync

El V-Sync (Sincronización Vertical) es una opción que tienen muchos juegos con el objetivo y reducir el rasgado de pantalla. Ten en cuenta que el V-Sync no tiene relación con la tecnología G-Sync patentada por NVIDIA, aunque funciona en el mismo nivel básico (mucho más simple en comparación con G-Sync o FreeSync).

Cuando tu equipo (y más específicamente, tu tarjeta gráfica) produce más frames de los que puede mostrar el monitor, puedes producirse rasgado de pantalla (ver imagen a la derecha), que ocurre porque los frames «se mezclan» al producir la gráfica más de los que la pantalla puede gestionar. El rasgado de pantalla es menos problemático en monitores con alta tasa de refresco, pero dado que la mayoría de monitores de «uso casual» tienen una tasa de refresco de 60Hz, esto puede ser un problema para los jugadores.

Cómo funciona el V-Sync

Aunque el rasgado de pantalla no tiene por qué perjudicar el rendimiento, sin duda puede ser una molestia de leve a muy molesta, por lo que la mayoría de los juegos ofrece la opción de activar el V-Sync. Esto hace que el juego limite la cantidad máxima de frames que emite para que coincida con la máxima tasa de refresco máxima del monitor, eliminado así la posibilidad de que el juego produzca más frames de los que el monitor puede manejar.

V-Sync funciona bastante bien en líneas generales, pero causa algunos problemas de por sí. Cuando el sistema baja el número de frames (debido a una gran cantidad de acción en la pantalla, por ejemplo) el monitor tendrá que esperar a la tarjeta gráfica antes de mostrar el nuevo frame, lo que causa algunos tirones y puede hacer que la tasa de frames baje de forma brusca.

Debido a la forma en la que funciona el V-Sync, también provoca un lag de retraso (de leve a grave) en la mayoría de los juegos. El juego tendrá que «esperar» al monitor para que acaba un frame hasta que lo envía al monitor, así que, en efecto, el V-Sync retrasa la aparición de los frames en la pantalla, lo que hace que cualquier cosa que hagamos en el juego se muestra mucho (en términos de gaming) más tarde en la pantalla. Este retardo de entrada puede variar de un juego a otro, pero puede llegar hasta los 16ms (un mundo de retraso en términos de gaming competitivo), así que, en general, es una buena idea tratar el V-Sync con cuidado y/o usarlo solo con juegos de un solo jugador en los que el lag de entrada no importe necesariamente.

Al igual que el artículo? ¡Compártelo!
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *