Explicación y tipos de memoria de almacenamiento para portátiles: HDD, SSD, Hybrid, eMMC

 HDD, SSD, Hybrid, eMMCAl comprar un portátil, 2-en-1o una tablet PC, el almacenamiento interno se encuentra entre los factores más importantes a tener en cuenta. La opción que elijas será crucial a la hora de determinar tanto el funcionamiento que te va a ofrecer como el precio que vas a tener que pagar. En este artículo, te explicaremos las principales diferencias entre cuatro tipos diferentes de memorias modernas que puedes encontrar actualmente en los portátiles que incorporan Windows en los equipos– discos duros (HDD), unidades de estado sólido (SSD), híbridos (HHDD / SSHD) y almacenamiento MMC. El artículo también contiene una tabla con el espacio requerido por diferentes tipos de software, así como documentos y archivos multimedia almacenados por un usuario medio, de esta manera, podrás hacerte una idea de cuánto espacio necesitas en tu dispositivo.

Discos duros de almacenamiento (HDD)

Los discos duros o HDD suponen el tipo de almacenamiento más tradicional y común para ordenadores personales. Podrás encontrarlos en la mayoría de “notebooks”, especialmente en los pertenecientes a la gama económica. Estos están basados en discos magnéticos giratorios y cabezales de lectura. Los HDD suponen la opción más lenta entre los sistemas de almacenamiento modernos para PC. Debido a los rápidos procesadores y a las grandes memorias RAM que encontramos hoy en día en los ordenadores, este tipo de disco duro puede llegar a suponer, en ocasiones, un obstáculo en el funcionamiento óptimo del equipo. Si los comparamos con las unidades de estado sólido, hibridas y eMMC, los HDD se caracterizan por necesitar más tiempo a la hora de arrancar, mayor lentitud en la aplicación y carga de archivo y a la hora de copiar y pegar archivos. El lado positivo de este tipo de almacenamiento, es que resulta más barato que cualquiera de las otras opciones

La velocidad standard de rotación de los discos en un ordenador portátil es de 5,400 giros-por minuto. Sin embargo, podemos encontrar equipos con discos que alcanzan velocidades de hasta 7,200 rpm, haciendo que tanto las velocidades de lectura /escritura como el acceso a la información almacenada sean más rápidos. No obstante, los portátiles con HDD a 7,200 rpm son una rareza en el mercado y el rendimiento en general del equipo no mejora demasiado respecto a los 5400 rpm. Aparte de la velocidad de rotación, el tamaño de la memoria cache, normalmente entre los 8GB y los 16MB, también afecta al rendimiento del equipo.

El estándar de fabricación de los discos duros para portátiles es de 2.5-pulgadas y se conectan a los PC vía SATA III interface, la cual reemplazó a SATA II hace ya algunos años.

Los discos duros son dispositivos mecánicos, cuando estos son incorporados en portátiles, los cuales están diseñados para moverse de un lado para otro, normalmente los fabricantes se ven obligados a mejorar los discos con una protección anti shock, para prevenir la perdida de datos ante una eventual caída o accidente,.

Hoy en día, la capacidad más corriente de los discos duros suele ser de 1 Terabyte (TB) o 1,000 Gigabytes (GB). Algunos de los portátiles más económicos, siguen incorporando el disco duro de 500GB, mientras que los ordenadores de gama superior alcanzan hasta los 2TB.

Unidades de almacenamiento en estado sólido (SSD)

Las unidades de almacenamiento en estado sólido utilizan una tecnología más moderna que la de los viejos discos duros. Los SSD no incorporan ninguna parte movible, ya que la información se encuentra almacenada en módulos de memoria Flash. El rendimiento de estos puede variar dependiendo de qué modelo SSD estés usando, pero todos y cada uno de los disponibles en el mercado son significativamente más rápidos que los discos duros convencionales. Otra de las ventajas del SSD respecto a los discos duros, es que estos realizan todas sus operaciones en completo silencio, además el consumo de energía es menor y las posibilidades de perder datos o información debido a una caída o accidente, son mucho menores.

Las SSD en los últimos portátiles tienen esta forma de fábrica:

  • 2.5-pulgadas (los mismo que las 2.5″ en los HDD, pero en algunos casos más fino) con interface SATA 3 y
  • Un formato de tarjeta M.2 más pequeño con su propia interface, la cual puede ser más rápida que SATA 3, dependiendo del diseño de la placa base del portátil
  • Mientras que prácticamente todos los “notebooks” tienen un dispositivo de almacenamiento de 2.5”, aquellos que soportan solo el formato M.2 son equipos manifiestamente más finos y ligeros.

Una tecnología relativamente nueva en el Mercado es la NVMe. Esta permite realizar las diferentes operaciones a una velocidad extremadamente rápida en memorias de almacenamiento en estado sólido M.2, siempre que tu equipo soporte la tecnología NVMe. En el uso cotidiano en casa o en la oficina, probablemente no llegues a darte cuenta de la mejora en la velocidad respecto a la ya de por si rápida de la M.2 SSD. Donde la tecnología NVMe mostrará realmente su potencial, será en algunos escenarios de uso intensivo del dispositivo de almacenamiento, como copiando un gran número de archivos al mismo tiempo o editando videos en alta definición

Algunos portátiles, principalmente los pertenecientes a la gama alta, combinan diferentes interfaces y bahías de almacenamiento. En estos equipos, los fabricantes de PC normalmente emparejan un disco duro vacío de 2.5” con una unidad de almacenamiento en estado sólido M.2 conteniendo el sistema operativo y los diferentes programas. Esta combinación nos permite tener un mayor espacio de almacenamiento libre y una mayor velocidad a la hora de iniciar nuestro sistema operativo y de cargar programas

El lado negativo de estos dispositivos de almacenamiento, es que normalmente las capacidades de las unidades de almacenamiento solidas son menores que las que puedes encontrar en los clásicos discos mecánicos. Los SSD suelen moverse entre los 128 GB y 1 Terabyte, teniendo un costo por Gigabyte mucho mayor que el de los discos duros convencionales.

Discos duros híbridos / Dispositivos de almacenamiento en estado sólido (HHDD or SSHD)

Los ordenadores que usan discos duros sólidos (HHDD),también conocidos como unidades híbridas de almacenamiento solido (SSHDs),combinan un disco duro, con una unidad de almacenamiento en estado sólido en un solo dispositivos de 2.5″. No son tan frecuentes como los HDD o SSD simples o puros. Las unidades híbridas tienen todas las partes que puedes encontrar en un HDD clásico, incluyendo además un módulo SSD. Resulta muy difícil el comparar el funcionamiento entre HHDDs / SSHDs, HDDs, SSDs, y eMMC, porque las unidades híbridas no cargan cada archivo o programa instalado a la misma velocidad. Estos funcionan cargando solamente el software y los archivos que han sido seleccionados algorítmicamente, hacienda cálculos basados en tu comportamiento como usuario. Tanto el software como los archivos que utilizas frecuentemente, incluso los que son necesarios para arrancar el sistema operativo de tu dispositivo, son almacenados en la porción SSD de tu unidad, para que puedan ser cargados más rápida y eficientemente. Acceder al resto de la información almacenada en el HDD resulta más lento que en un HDD normal.

Las capacidades de almacenamiento más comunes que puedes encontrar en este tipo de unidades suelen ir desde 500GB a un 1TB en los discos duros, más 8GB, 16GB o 32GB en la memoria SSD.

Almacenamiento en tarjetas multimedia integradas (eMMC)

Las tarjetas multimedia integradas o eMMC resultan más asequibles económicamente a la vez que más lentas si las comparamos con un almacenamiento en dispositivos en estado sólido. Normalmente podemos encontrar las eMMC en smartphones y otro tipo de dispositivos electrónicos, pero hoy en día también suelen usarse en ordenadores personales. Para un uso cotidiano de usuario medio, el rendimiento y la velocidad de la eMMC se sitúa en algún lugar entre el HDDs y la SSDs. Si hablamos de PC, debes saber que podemos encontrar este tipo de tarjetas soldadas en las placas base de algunos “notebooks”, tablets u ordenadores 2 en 1 de la gama más económica.

Normalmente la capacidad que puedes encontrar en una unidad eMMC oscila entre los 32GB y los 64GB. Esta capacidad resulta muy limitada si tenemos en cuenta los estándares que encontramos hoy en día. Para facilitar la vida de los usuarios, la mayoría de los equipos que incorporan eMMC incluyen una ranura para que puedas insertar una tarjeta de memoria (tipo SD o microSD) y poder expandir la memoria de tu ordenador. Además, los fabricantes de ordenadores suelen incluir acceso a almacenamiento gratuito en un servidor remoto, más popularmente conocidos como almacenamiento en nube.

Al igual que las SSDs, las eMMC son muy eficientes a nivel energético y completamente silenciosas.

Al igual que el artículo? ¡Compártelo!
0

1 thought on “Explicación y tipos de memoria de almacenamiento para portátiles: HDD, SSD, Hybrid, eMMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *