Mejores Monitores Gaming (juegos) de 2019 (4K, Curvo, 144Hz, barato, calidad precio)

Que tener un buen monitor gaming puede aumentar considerablemente tu rendimiento y comodidad es algo sabido por todos. ¿Pero qué monitor debes elegir? Con tantos monitores y versiones diferentes disponibles (un dato: nuestros profesionales analizados utilizan actualmente más de 90 monitores diferentes entre ellos) ciertamente puede ser difícil ver el bosque a través de los árboles, más aún cuando los fabricantes no facilitan precisamente las cosas con sus estrategias de nombres parecidos.

Ahí es donde entramos nosotros. Hemos usado nuestros datos y nuestra experiencia para elaborar esta completa guía de monitores gaming. Este artículo tiene dos partes: la primera tratará sobre monitores para un gaming competitivo (donde querrás conseguir tantos fotogramas como sea posible y no te importa tanto la calidad visual) y en la segunda te daremos algunas recomendaciones en caso de que seas más un gamer casual y/o dediques más tiempo a juegos de un solo jugador.

Esta guía está dividida en dos partes de fácil lectura, así que, si no te interesan los monitores de competición, puedes saltarte esa parte sin perderte nada.

La guía

Para esta parte de la guía nos hemos centrado en los datos. Al fin y al cabo, si es suficientemente bueno para los pros, también lo es para nosotros. Hemos excluido monitores que no se hayan lanzado al mercado (todavía), como el HP Omen versión 240Hz que se usa en la Overwatch League y también hemos fusionado los monitores que tienen muchas variantes con cambios mínimos, como la serie BenQ XL2411.

60hz-144hz

Verás que esta guía contiene opciones de todo tipo, desde un monitor básico y barato de 144Hz hasta gigantes totalmente equipados de 240Hz, así que debería haber algo para todos. Todos estos monitores son 1080p. Esto se debe a que los jugadores profesionales no hacen concesiones en cuanto a tasa de frames; si juegas en un monitor de 240Hz, es mejor tener 240 fotogramas por segundo consistentes a 1080p que tener 190 fotogramas por segundo a 1440p, por ejemplo.

Como referencia: un poco menos del 2 por ciento de nuestros profesionales analizados juegan a una resolución superior a 1920×1080.

El debate de la tasa de frames

El ojo humano no puede ver por encima de 60 fps.‘ Es un mito estúpido repetido reiteradamente en internet, pero lamentablemente algunas personas se lo creen. Pero esa afirmación es absolutamente falsa. Hay una gran diferencia entre jugar a 60 frames por segundo y jugar al mismo título a 144 frames por segundo. Una alta tasa de refresco sencillamente hará el juego más fácil de seguir y que todo parezca y se sienta mucho más ágil.

Realmente no hay debate alguno si echas un vistazo a los profesionales; el 98% de nuestros jugadores analizados utilizan un monitor capaz de mostrar al menos 144 fotogramas por segundo. Si realmente no hubiera ninguna ventaja con estos monitores, no veríamos cifras como estas, y nos gusta pensar que los jugadores profesionales saben lo que es bueno para ellos. Si quieres saber más sobre esto, tenemos un artículo entero dedicado a este asunto, así como una guía de introducción sobre lo que significa el framerate.

Mejores Monitores Gaming 2019:

ModelosPrecioTamaño/ panel/ ResoluciónTiempo de respuesta (G2G)/ Frecuencia de actualizaciónAdap.syncRetraso de entrada
Precio por encima de 1000 Euros
Acer Predator X27 (Recomendado)Detalles en Amazon27” / IPS
3840 x 2160 (4K)
Quantum Dot
HDR
4 ms
144Hz
NVIDIA G-SYNC7 ms
ASUS PG279Q (Recomendado)Detalles en Amazon27“ / IPS
2560×1440 (16:9)
4 ms
144Hz
(OverClocking a 165Hz)
NVIDIA G-Sync3.25 ms
Precio entre 500 y 1000 euros.
ASUS PG278QR Detalles en Amazon27“ / TN
2560×1440 (16:9)
1 ms
144Hz
(OverClocking a 165Hz)
NVIDIA G-Sync3.6 ms
Acer XB Predator XB271HU (Recomendado)Detalles en Amazon27“ / IPS
2560×1440 (16:9)
4 ms
144Hz
(OverClocking a 165Hz)
NVIDIA G-Sync3.0 ms
ASUS ROG Strix XG35VQDetalles en Amazon35“ / VA
3440 x 1440
(21:9)
UltraWide, Curvo
1ms
100Hz
AMD FreeSync6.5 ms
Alienware AW3418DW Detalles en Amazon34“ / IPS
3440 x 1440
(21:9)
UltraWide, Curvo
4ms
100Hz
(OverClocking a 120Hz)
NVIDIA G-Sync3.80 ms
HP OMEN X 35
(Recomendado)
Detalles en Amazon35“ / IPS
3440 x 1440
(21:9)
UltraWide, Curvo
4ms
100Hz
NVIDIA G-Sync14.2 ms
AOC AG352QCX 599Detalles en Amazon35“ / VA
2560 x 1080
(21:9)
UltraWide, Curvo
4ms
200Hz
AMD FreeSync6.31 ms
ASUS MG279Q/
MG278Q
ASUS MG279Q/ MG278Q27“ IPS/TN
2560×1440
4ms/1ms
144Hz
AMD FreeSync;4.05 ms
BenQ ZOWIE XL2740
(Para e-Sport, Recomendado)
Detalles en Amazon27“ / TN
2560×1440 (16:9)
1 ms
240Hz
NVIDIA G-Sync6.1ms
Precio entre 200 y 500 euros.
HP OMEN 27
(Recomendado)
Detalles en Amazon27“ / TN
2560×1440 (16:9)
1 ms
144Hz
(OverClocking a 165Hz)
NVIDIA G-SyncSin datos
BenQ ZOWIE XL2540/XL2546
(Para e-Sport, Recomendado)
Detalles en Amazon24.5“ / TN
1920 x 1080
1ms
240Hz
FreeSync/Dyac5.5 ms
ASUS XG258Q/
PG258Q 459 Recomendado
ASUS XG258Q/ ASUS PG258Q24.5“ / TN
1920 x 1080
1ms
240Hz
AMD FreeSync;/
NVIDIA G-Sync
4.6 ms
LG 27UD69
(Para Jugar en Consola)
Detalles en Amazon27“ / IPS
3840 x 2160(4K)
5ms
60Hz
AMD FreeSync;9.6 ms
Alienware AW2518H et AW2518HfAlienware AW2518H / AW2518Hf24.5 inch /TN
1920×1080
1ms
144Hz
FreeSync/
NVIDIA G-Sync
4 ms
Samsung U28E590D
(Para Jugar en Consola)
Detalles en Amazon28“ / TN
3840 x 2160(4K)
1ms
60Hz
AMD FreeSync;Sin datos
Samsung C24FG73Detalles en Amazon23.6“ / TN
1920×1080
1ms
144Hz
AMD FreeSync;6.7 ms
ASUS VG248QE
Recomendado
Detalles en Amazon23.6“ / TN
1920×1080
1ms
144Hz
AMD FreeSync;6.7 ms
Samsung C24FG73Detalles en Amazon23.6“ / TN
1920×1080 (QLED, Curvo
)
1ms
144Hz
AMD FreeSync;6.7 ms
Precio por debajo de 200 Euros
BenQ ZOWIE XL2411P (Para e-Sport, Recomendado) Detalles en Amazon24“ / TN
1920×1080
1ms
144Hz
No apoyo10 ms
HP 25x
Recomendado
Detalles en Amazon24“ / TN
1920×1080
1ms
144Hz
AMD FreeSync;9 ms
AOC C24G1 Recomendado Detalles en Amazon24“ / VA (Curvo)
1920×1080
1ms
144Hz
AMD FreeSync4 ms

Los 5 Mejores Monitores para Juegos Competitivos

1. BenQ Zowie XL2546/XL2540

El mejor monitor gaming competitivo

Nota: Hemos combinado el XL2546 y el XL2540 en uno, ya que son esencialmente el mismo monitor con pequeñas diferencias. El XL2546 viene con la tecnología DyAc de BenQ Zowie, mientras que el XL2540 no tiene DyAc, pero soporta FreeSync y es compatible con G-Sync.

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/xl2546-5.jpg

Desque que Zowie hiciera su primera aparición en la escena gaming con sus ratones gaming para competición, han trabajado sobre el principio de ‘rendimiento sobre cualquier otra cosa’. Por eso no verás tiras RGB en sus ratones gaming, por ejemplo.

El BenQ Zowie XL2546 es otro ejemplo de esta filosofía. A primera vista realmente no esperas que este monitor sea una pantalla gaming de primer nivel, ya que no tiene una base de aspecto alienígena ni iluminación RGB saliendo desde detrás del panel, pero este es definitivamente uno de los mejores monitores gaming disponibles ahora mismo.

El XL2546 soporta una impresionante frecuencia de refresco de 240Hz y un tiempo de respuesta de 1 ms, lo que lo convierte en uno de los monitores más rápidos del mercado a día de hoy. Como ocurre con la mayoría de los productos de Zowie, la compañía ha elegido no añadir ninguna función innecesaria, sino centrarse en lo que puede ser de utilidad para los jugadores competitivos.

Aunque admitimos que las protecciones de privacidad en los lados del monitor no son de mucha utilidad para quienes lo usen en casa, no hay duda de que otros extras de este monitor aumentarán en gran medida la comodidad y el rendimiento. La base del monitor, por ejemplo, tiene marcas para asegurarte de que la pantalla está colocada de forma correcta en todo momento, aunque alguien lo haya usado o si lo has movido por algún motivo.

También cuenta con un S-Switch inmensamente útil, que hará que navegar por el OSD (On-Screen Display o menú en pantalla) sea muy fluido, y puedes guardar tus ajustes personales en él, lo que significa que puedes conectar tu S-Switch personal en cualquier XL2546/2540 y juego con tu propia configuración personal de pantalla directamente. No tenemos que decirte lo extremadamente cómodo que es esto para jugadores profesionales que suelen jugar en festivales, torneos y demás.

En definitiva, el BenQ Zowie XL2546 merece el primer puesto. Es un monitor insanamente rápido de 240Hz con características que son realmente útiles para jugar, como el Black eQualizer, la capacidad de ajustar intensidad de color en la pantalla, el S-Switch y muchas más. Puedes leer nuestro análisis completo para ver toda la información, pero puedes estar seguro de que el XL2546/2540 tiene todo lo seguramente quieras en un monitor gaming de competición.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

2. BenQ Zowie XL2411/XL2411P

El mejor monitor gaming competitivo barato

Nota: El XL2411 es una línea de monitores que lleva en el mercado algún tiempo, y por lo tanto, cuenta con muchas variaciones y versiones diferentes con diferencias mínimas entre ellas. Las hemos tratado de forma conjunta para este artículo.

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/xl2411-png.png

Nosotros siempre decimos: 144Hz (o más) es el estándar de competición actual en cuanto a tasa de refresco. La gente se apresura a pensar que tienes que gastar un montón de dinero si quieres una pantalla de alta tasa de refresco, pero la línea XL2411 demuestra que este no es realmente el caso.

Si comparas el XL2411 con cualquier monitor de oficina estándar de 60 Hz, obviamente es más caro, pero obtienes mucho a cambio de tu dinero con este producto.

Obtienes un panel con tiempo de respuesta de 1ms y una tasa de refresco de 144Hz en un soporte que puede pivotar, girar, inclinarse y ajustarse en altura. No es nada fuera de lo común en los monitores gaming, pero para ser un monitor básico de 144Hz, no hay mucho más que se pueda desear, en nuestra opinión.

Si vas por la versión más reciente (la que se denomina XL2411P) también tienes la capacidad de ajustar la intensidad de color de la pantalla en sí, lo que es genial si quieres jugar a un juego con colores naturalmente son bastante tenues, como CS:GO, donde a muchos profesionales les gusta ajustar su intensidad de color para distinguir los enemigos del fondo.

Aunque el XL2411 obviamente no es tan completo como algunas de las opciones más caras del mercado, es una oferta bastante atractiva, y BenQ Zowie incluso incluye funciones útiles, como su Black eQualizer y la tecnología Low Blue Light (para las sesiones de juego a altas horas de la noche).

Si tienes un equipo bastante modesto (no necesitas una bestia de monitor de 240Hz si tu PC no puede proporcionar los suficientes frames) o si tienes poco presupuesto, pero quieres tener una cierta ventaja competitiva, esta es una de tus mejores opciones.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

3. Asus VG248QE

Gran monitor de 144Hz básico

Si preguntas online por un monitor de 144Hz barato o para principiantes, probablemente te recomienden el BenQ Zowie XL2411 y el ASUS VG248QE.

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/Asus-VG248QE.jpg

El VG248QE es otro monitor de 144Hz básico, que ofrece una tasa de refresco de 144 Hz, un tiempo de respuesta de 1 ms y un soporte totalmente ajustable. ASUS incluye también su funcionalidad GamePlus. Esta te permite superponer algunas cosas útiles directamente en la pantalla, como un punto de mira (de forma que puedas hacer noscopes, por ejemplo) o un temporizador (para seguir el rastro de la generación de enemigos o cosas por el estilo).

Sin embargo, este es un monitor tiene ya un tiempo. Eso se hace evidente por el hecho de que usa la (ya desfasada) tecnología Loghtboost como método para reducir el movimiento y de que anuncia sus posibilidades de gaming en 3D en la base. Pero es un clásico en el mundo de los monitores gaming competitivos, y si hay tantos jugadores profesionales que todavía lo usan, será por algún motivo. De nuevo, esta es una gran opción para quienes tengan poco presupuesto o usen un equipo de gama baja para jugar.

Por si te lo estás preguntando: las diferencias reales (aparte del diseño y los puertos) entre el VG248QE y el XL2411 son bastante pequeñas. El XL2411 tiene características como el Black eQualizer, mientras que el VG248QE tiene la citada tecnología GamePlus, así que para elegir entre ellos es cuestión de comparar las características y su precio y disponibilidad en tu región.、

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

4. ASUS ROG Swift PG258Q

Mejor monitor gaming de competición con G-Sync

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/ASUSPG258Q.png

El ASUS ROG (Republic Of Gamers) Swift PG258Q es imposible confundirlo con un monitor de oficina común y corriente en un futuro próximo, gracias a su base de aspecto alienígena que proyecta el logotipo de ROG en la superficie en la que se apoya. El ROG Swift PG258Q parece ir en serio, y si echamos un vistazo a las especificaciones, podemos ver que también hay mucho bajo la superficie.

Con su pantalla de 240Hz y tiempo de respuesta de 1ms ya tienes uno de los monitores gaming más rápidos del mercado, pero ASUS eleva la apuesta al incluir G-Sync y ULMB. Además, viene con la tecnología GamePlus de ASUS y ofrece seis ajustes predefinidos para distintos géneros de videojuegos, con lo que se ha bautizado como Gamevisual Technology.

La base y el panel no solo son atractivos; en la parte posterior de la pantalla hay un joystick de 5 direcciones para ayudarte a desplazarte por el OSD fácilmente (algo que agradecemos, ya que navegar por estos menús suele ser un verdadero incordio) y la base, por supuesto, es totalmente ajustable, con un cómodo agujero para la gestión del cableado, de forma que resulta más fácil mantener libre tu escritorio. Para quienes vayan a tener sesiones a deshoras, también cuenta con tecnología Ultra-Low Blue Light.

En definitiva, el ROG Swift PG258Q es uno de los mejores monitores gaming disponibles a día de hoy, y si tienes una tarjeta NVIDIA y quieres aprovechar su tecnología G-Sync, es una de sus mejores opciones en la actualidad.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

5. Alienware AW2518H

Otro monitor 240Hz con G-Sync

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/aw2518-transp-background2.png

Alienware puede tener una mala fama entre algunos gamers debido a que algunos de sus productos parecen centrarse más en la parte estética que en el rendimiento, pero el AW2518H parece triunfar en casi todos los frentes.

Tiene una tasa de refresco de 240Hz (junto con un tiempo de respuesta de 1ms), una base totalmente ajustable y soporta G-Sync y ULMB. Al tratarse de un producto de AlienWare, encontrarás un montón de tiras LED RGB en la parte posterior de la pantalla, pero en general el monitor no resulta realmente chillón, en nuestra opinión. Y mira esos delgados bordes.

Este monitor también está disponible con FreeSync, que lo hace más barato, así que, si no necesitas G-Sync, puedes ahorrar algo de dinero y optar por el AW2518HF.

Debido a sus bordes delgados y su diseño relativamente sutil, también es la mejor opción si quieres montar una configuración de múltiple monitor, si nos preguntas a nosotros.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

Mejor monitor para gaming competitivo – Conclusión

Como hemos dicho antes, no hay discusión en la escena gaming profesional: necesitas un monitor capaz de reproducir al menos 144 frames por segundo si quieres llegar a ser un jugador competitivo, y por lo tanto, el mejor monitor de esports necesita una alta tasa de refresco como prioridad.

Pero jugar a altas tasas de refresco es caro; un monitor de 240Hz te costará bastante, pero también necesitas un equipo que pueda alcanzar los suficientes frames en dicho monitor. En cualquier caso, esta lista tiene opciones de todo tipo, desde monitores de 144Hz básicos hasta bestias totalmente equipadas de 140Hz y G-Sync, por lo que debería haber algo para todo el mundo.

Consejos rápidos:

  • Una tasa de refresco de al menos 144Hz es el actual estándar de competición.
  • No necesitas más de 1920×1080.
  • Los frames son más importantes que la calidad visual. Baja la configuración gráfica si es necesario.
  • Asegúrate de tener un PC que pueda producir los suficientes frames.

Los 5 Mejores Monitores para Gaming

La guía

En esta parte de la guía vamos a echar un vistazo a los monitores para gamers que más interesados en el aspecto visual y que no necesariamente quieran ser super competitivos en juegos multijugador. Los monitores de esta lista, por lo tanto, no están basados en datos de profesionales (ya que a los profesionales no les importan los gráficos y solo buscan el rendimiento), así que hemos intentado buscar monitores que ofrezcan un buen equilibrio entre una tasa de refresco (más) alta y una resolución alta. Esto significa que puedes disfrutar de toda la belleza que ofrecen los últimos títulos de un solo jugador al tiempo que juegas en un monitor que no comprometa el rendimiento si optas por la vía multijugador.

Hemos intentado añadir opciones para todos los presupuestos, pero no se puede tener todo, y puesto que hemos buscado pantallas que combinen lo mejor de ambos mundos (resolución y tasa de refresco), lógicamente no hay ningún monitor realmente barato en la lista. Dicho esto, si solo quieres optar por una de las dos cosas (si quieres un monitor 1440p sin una alta tasa de refresco, por ejemplo), normalmente puedes encontrar versiones más baratas o menos equipadas de los monitores que hemos elegido.

Ten en cuenta que el monitor perfecto para ti dependerá de varios factores, como el presupuesto que tengas, tu PC, tus necesidades… Este artículo debería usarse idealmente como una guía general para ver las opciones que hay disponibles y lo que puedes esperar razonablemente con diferentes presupuestos.

1. ASUS ROG Swift PG27UQ

Lo mejor de lo mejor

ASUS ROG Swift PG27UQ

Descripción rápida

  • Resolución: 3840×2160 (4K)
  • Tasa de refresco: 144Hz
  • Tipo de panel: IPS
  • Tamaño: 27″
  • Tiempo de respuesta: 4ms
  • G-Sync

Si quieres absolutamente el mejor monitor para gaming del mercado ahora mismo, tienes que echar un vistazo al ASUS ROG Swift PG27UQ.

Esta es una bestia 4K HDR de 27 pulgadas con panel IPS de 144Hz, G-Sync y una gran variedad de otras funciones centradas en el gaming, como la tecnología GamePlus de ASUS y diferentes ajustes predefinidos para juegos diferentes.

Si te suena como si ASUS hubiera metido absolutamente todo lo que querrías en un monitor gaming en su PG27UQ, tienes razón, lo ha hecho. Es difícil pensar en algo más que un jugador pueda querer ahora mismo en un monitor, pero todo esto obviamente tiene un precio. El PG27UQ es de lejos el monitor más caro en este artículo y no tenemos que decirte que o es el que debes elegir si tienes un equipo económico.

Se necesita un PC muy potente para jugar en 4K y 144Hz, pero para quienes tengan equipos de alta gama, esta pantalla se verá y se sentirá absolutamente hermosa, en parte gracias al hecho de que se trata también de una pantalla HDR (Alto Rango Dinámico). Eso significa que obtendrás un mejor contraste y una gama más amplia de colores, haciendo que las escenas que tu equipo renderiza se vean incluso más bonitas y reales.

Sin embargo, el 4K a 144Hz no es fácil de ejecutar, e incluso los mejores equipos sudarán para mantener 144 frames por segundo constantes con los ajustes más altos en algunos de los juegos más impresionantes gráficamente, de modo que la inclusión de G-Sync no es un simple añadido en esta pantalla. Te ayudará a mantener una imagen fluida y constante, incluso en los momentos en los que tu sistema sufra un poco.

Una pantalla gaming premium obviamente también tiene que cuidar la parte estética, así que cuenta con un Sensor de Luz de Ambiente que ajusta el brillo de la pantalla, de forma que nunca te quedes cegado por tu propio monitor si lo enciendes por la noche. El monitor está rematado con con ASUS AURA Sync, el nombre que recibe su sistema iluminación RGB que pueden responder a eventos que ocurren durante el juego y ese tipo de cosas. Hay un elemento RGB en la parte posterior de la pantalla, y la base incluso proyecta el logotipo de ROG en tu escritorio. ¿Es útil para jugar? No. ¿Queda bonito? Sí.

El PG27UQ tiene también un hueco para la gestión de cables en el soporte, de modo que puedes mantener el escritorio ordenado, y navegar por OSD (menú en pantalla) por medio de un pequeño joystick en la parte posterior del panel. Esto significa que ASUS no sólo ha pensado en la estética a la hora de diseñar el exterior de este monitor.

En resumen: el ASUS ROG Swift PG27UQ es uno de los mejores monitores gaming que puedes comprar a día de hoy. El único inconveniente es que el tiempo de respuesta de este monitor no es el más rápido. Eso se debe a que usa un panel IPS, que muestra imágenes más bonitas en comparación con un panel TN, pero a cambio tiene un tiempo de respuesta algo mayor. Se necesita un ordenador muy potente para sacar el máximo partido a todas las funciones que ofrece esta pantalla y es un monitor extremadamente caro, pero si te lo puedes permitir, no te decepcionará.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

2. Asus MG279Q

Opción IPS con FreeSync

https://pcahora.com/wp-content/uploads/2019/10/mg279Q-png.png

Descripción rápida

  • Resolución: 2560×1440
  • Tasa de refresco: 144Hz
  • Tipo de panel: IPS
  • Tamaño: 27″
  • FreeSync

Muchos monitores gaming de alta gama tienen G-Sync, y como gran tecnología que es, normalmente viene a un precio premium, por lo que si no quieres o no necesitas el G-Sync, o si prefieres optar por el FreeSync, tenemos el ASUS MG279Q para ti.

Este monitor para juegos de 27 pulgadas ofrece una resolución de 2560×1440, así como una tasa de refresco de 144Hz, todo ello en una pantalla IPS. Eso significa que el MG279Q muestra imágenes de mayor calidad que algunos de los paneles TN ultra rápidos del mercado, a costa de tener un tiempo de respuesta de 4ms frente al 1ms que puedes encontrar en los paneles TN específicos para gaming más rápidos. ¿Se nota mucho? La verdad es que no, pero si vas a jugar de forma competitiva a menudo, seguramente prefieras un panel TN, ya que los tiempos de respuesta lo son todo para los jugadores de competición.

Pero no nos malinterpretes; el MG279Q es un monitor gaming en cada uno de sus bits. Renuncia al G-Sync en favor del FreeSync, lo que significa que es una opción más barata para aquellos que no estén interesados en las capacidades del G-Sync, y viene con la tecnología GameVisual de ASUS que te ofrece varios ajustes predefinidos entre los que elegir, de forma que puedes obtener una imagen perfecta sin importar el género al que juegues.

Gracias a su soporte, puede parecer un poco más soso que otros de los modelos de ASUS, pero el MG279Q sigue teniendo función para la gestión de cables y, por supuesto, una base totalmente ajustable.

El MG279Q es uno de los mejores monitores gaming del mercado si no quieres gastar una fortuna, pero aun así quieres disfrutar de una experiencia de juego a alta resolución y tasa de refresco. Tendrás que conformarte sin el G-Sync, pero no todo el mundo lo usa para jugar, así que también hemos incluido una opción FreeSync.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

3. BenQ EX3501R

Gaming ultrapanorámico

BenQ EX3501R

Descripción rápida

  • Resolución: 3440×1440
  • Tasa de Refresco: 100Hz
  • Tipo de panel: VA
  • Tamaño: 35″
  • FreeSync

A muchos gamers les gusta la opción ultrapanorámica hoy en día, y entendemos por qué. Te ofrece una cierta sensación de inmersión que no tienes con los monitores comunes (y si poner varios monitores normales uno al lado del otro seguirás teniendo los molestos bordes en medio) y queda muy elegante y atractivo en un escritorio.

El BenQ EX3501R es una de las mejores opciones si quieres conseguir esa experiencia ultrapanorámica sin sacrificar rendimiento durante tus partidas, en nuestra opinión. Cuenta con un bonito panel VA curvo capaz de refrescar la imagen de la pantalla hasta 100 veces por segundo. Realmente esta cifra no es suficiente para jugar de forma competitiva (creemos que el mínimo para usar exclusivamente para gaming competitivo es 144Hz), pero es más que suficiente para que la gente que solo juega ocasionalmente a títulos multijugador sin llegar a ser ultra competitivo.

Aunque la mayoría de las pantallas gaming dedicadas se centran en el rendimiento, el 3501R también quiere asegurarse de que, hagas lo que hagas en él, resulta agradable a la vista. La resolución de 1440p hará que tus juegos tengan un aspecto increíble de por sí, y si añadimos el HDR a la mezcla, tenemos lo que, sin duda, es una de las experiencias gaming y de visionado más hermosas de esta lista. Para garantizar la inmersión, este monitor también viene con FreeSync, así que nunca tendrás que preocuparte porque la imagen dé tirones en la pantalla, lo que puede causar confusión y perjudicar tu rendimiento.

Toda esta belleza viene a un coste, y en este caso pagas el precio en forma de tasa de refresco y tiempos de respuesta. Aunque la tasa de refresco de 100Hz es definitivamente más que respetable para una pantalla como esta, no podemos recomendar este monitor si la mayoría si juegas sobre todo a títulos competitivos, más aún porque algunos de estos títulos no funcionan bien en monitores ultrapanorámicos. Si no te importan estas cosas y principalmente eres un jugador casual, esta es una gran compra.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

4. AOC AGON AG273QCG

Monitor gaming curvo de 1440p

AOC AGON AG273QCG

Descripción rápida:

Resolución: 2560 × 1440
Tasa de refresco: 165Hz
Tipo de panel: TN
Tamaño: 27 ″
G-Sync

Aunque un monitor gaming debería centrarse principalmente en producir las imágenes más nítidas y consistentes en tu pantalla, también es importante tener un producto que sea atractivo. El AOC AGON AG273QCG puede que no sea del gusto de todos debido al típico esquema de colores rojo/negro que predomina hoy en día, pero el monitor es bastante bonito con esos bordes ultra delgados y el anillo RGB en la parte posterior del panel. También un monitor curvo. Eso no significa nada para el rendimiento necesariamente, pero queda muy bien y puede aumentar la inmersión.

Pero no solo es cuestión de estética; el AG273QCG es un monitor de 165Hz y G-Sync que viene con un tiempo de respuesta de 1ms para esos momentos en los que cada fracción de segundo cuenta. Tiene una resolución de 2560 por 1440 píxeles, por lo que podrás disfrutar de tus juegos favoritos a una alta tasa de refresco y resolución, siempre que tu tarjeta gráfica (y todo el PC) pueda proporcionar los fotogramas suficientes al monitor, por supuesto.

Como ocurre con la mayoría de los monitores gaming, este también viene con un montón de configuraciones predefinidas para una gran variedad de géneros de juegos, para que puedas disfrutar de unos ajustes de pantalla más competitivos cuando juegas a un FPS y otros más cinematográficos cuando recorres los vastos y hermosos mundos de algún juego de un solo jugador. También dispone de Shadow Control el software de contraste de AOC. El monitor ilumina las áreas más oscuras de la pantalla para que sea más fácil distinguir a los enemigos y personajes en dichas zonas, mientras que evita que te deslumbres al mirar los puntos más iluminados.

Este monitor es una gran elección si quieres un modelo curvo de 1440p (que no sea una pantalla ultrapanorámico) que supere el estándar mínimo para competición de 144 frames por segundo y/o si quieres montar una configuración con varios monitores uno al lado de otro, ya que los delgados bordes se prestan a ello a la perfección.

>> Más información y opiniones de usuarios en Amazon <<

Mejor monitor para gaming – Conclusión

Hay muchas pantallas de 60Hz perfectamente capaces disponibles, pero en esta guía hemos reunido cinco de los mejores monitores que combinan una tasa de refresco y una resolución mayores. Creemos que una mayor frecuencia de refresco hace maravillas, no solo por su respuesta en los juegos hiper competitivos, sino también por su inmersión en los juegos de un solo jugador. Los monitores que hemos listado arriba son modelos perfectamente capaces que harán que cualquier juego al que juegues cobre vida y a la vez proporcione suficiente potencia cuando tengas que salir corriendo para recoger algunas granadas.

Sin embargo, es de vital importancia que tengas un equipo que pueda proporcionar suficientes frames a estos monitores. No tiene sentido comprar una pantalla gaming de gama alta si tu PC solo puede renderizar 20 frames por segundo en tu juego preferido, así que, asegúrate de conseguir una configuración equilibrada y que no haga cuello de botella en ningún elemento del sistema.

¿Cómo elegir un monitor para Gaming?

La tecnología es cada vez más complicada. Cada vez es más difícil entender qué es bueno y qué es malo. Qué tiene un buen valor y qué tiene un precio excesivo. Nos hemos dado cuenta de que los gamers prestan mucha atención a los componentes que hay en el interior de sus ordenadores (como debe ser) pero a menudo se olvidan de los periféricos.

Lo monitores son una de las tecnologías más complicadas y sobrevaloradas de entre las que componen nuestros ordenadores. Cuanto más investigas sobre monitores, más te das cuenta de lo complicados que son. Mientras que las tarjetas gráficas son de donde vienen la mayor parte de los gráficos, estas sufren si no tienen un monitor que pueda mostrar adecuadamente esos gráficos. Es importante que entiendas qué está mostrando esas imágenes tan vívidas y cómo funciona para mostrar esos mundos que tanto nos gustan. Un monitor es lo que determina el nivel de inmersión que experimentarás.

Durante mucho tiempo mi monitor personal fue un monitor de 10 años de antigüedad, simplemente porque no entendía que un monitor mereciera una inversión. Hubiera gastado cientos de dólares en unos patines de Hockey sobre hielo nuevos, y gasté dinero en teclados y ratones. Pero el monitor fue una parte olvidada de mi equipo. Entonces, un amigo vino en mi rescate, me dio una tarjeta regalo de Amazon y me dijo que lo gastara en un monitor. Sólo en un monitor. Y no he mirado atrás desde entonces. Desde ese día no puedo entender cómo sobreviví sin tener la última tecnología en pantallas. Creemos firmemente que los monitores son importantes, y aunque durante mucho tiempo no pensé así, me he unico a esta forma de pensar que hay en el equipo. Son vitales para la inmersión.

Afortunadamente, la ley de Moore también se aplica a los monitores. La ley de Moore establece que cada dos años la tecnología debería ser el doble de avanzada. Se refería a las CPU en su día, pero se aplica a casi cualquier otro sector de la tecnología hardware. Incluyendo monitores. Han ido mejorando tanto y en tan poco tiempo que es difícil mantenerse al día. Por suerte, no tienes que comprar un monitor cada dos años.

Un monitor es una inversión. Es algo que puedes poseer durante mucho tiempo. Deberías tenerlo por mucho tiempo. Un buen monitor no supone una cantidad de dinero insustancial. Lo bueno de los monitores es que no se vuelven obsoletos. Van mejorando y cada año son mucho más avanzados, pero siempre son capaces de hacer lo que tienen que hacer. Es por eso que consideramos un monitor como una inversión. Un buen monitor te durará años. Los monitores raramente se estropean por el uso, son robustos y máquinas casi infinitas. Es difícil acabar con un monitor simplemente usándolo.

Hemos reunido y listado los mejores monitores gaming para los usuarios de hoy en día. Están divididos en categorías, ya que cada persona tiene diferentes prioridades. Pero antes de entrar en cuáles son los mejores, necesitas un poco de información sobre qué hace a un monitor, especialmente a un monitor gaming, bueno. Hay varias cosas que tener en cuenta:

  • Resolución
  • Tasa de Refresco
  • Tamaño
  • Tecnología de Panel o Pantalla- el panel es la tecnología que alimenta la pantalla. Cada panel tiene sus pros y sus contras.
  • Tiempo de lag
  • G- Sync y Freesync
  • Precio
  • Ángulos de Vista
  • Relación de Aspecto

Para cada monitor te diremos qué es lo mejor, qué lo peor y algunos datos sobre el monitor. Así, te ofreceremos la información que necesitas para tomar una decisión informada. Todas estas lujosas tecnologías se usan para crear la impresión de un movimiento suave y fluido.

Todos sabemos que las pantallas y los videos en realidad no usan imágenes en movimiento. Pero las suficientes imágenes mostradas una tras otra de forma muy rápida dan las impresión de un movimiento en vivo y fluido, como si pertenecieran al mundo real. Ese es el objetivo de un monitor, el simular los mundos que tanto amamos, el hacernos sentir que formamos parte de ellos. Y al mostrar esas imágenes juntas y tan seguidas brindan la impresión de una completa fluidez.

Esto es difícil de precisar, ya que todos los factores son importantes por diferentes motivos.

¿Cómo Elegir el Mejor Monitor Gaming? ¡Cosas que Debes Considerar!

La característica más importante en un monitor es su tipo de panel. El tipo de panel determina el precio, la tasas de refresco, el tiempo de respuesta y los ángulos de vista. Absolutamente todo. Como verás en la sección sobre el tipo de panel, algunos paneles son mejores que otros. Pero cada tipo de panel tiene una especialización. Mientras algunos paneles (IPS) están mejorando día a día, en la actualidad los paneles TN siguen dominando el mercado. Pero eso está cambiando rápidamente cada día.

Tamaño

Como afirma el dicho, mientras más grande mejor. ¿Es así realmente? Normalmente lo es, pero tener un monitor enorme tiene sus desventajas. No por el tamaño en sí, sino porque la tecnología que usan no ha evolucionado al ritmo del tamaño. Aún tenemos que gestionar una alta tasa de refresco (Hz), altas resoluciones y una buena calibración del color, pero pronto. Podrías esperar que la siguiente serie de monitores tengan un gran tamaño junto con todas las funciones necesarias en un monitor gaming. Pero estos grandes monitores también vienen con un gran precio. Es algo que hay que tener en cuenta. Cuanto más grande es el monitor, más grande es también el precio. El punto dulce para gaming está en las 24 pulgadas, ya que te ofrecen suficiente espacio de pantalla y todas las funcionalidades que necesitas. Pero si tienes presupuesto suficiente y espacio en el escritorio, entonces deberías optar por una pantalla más grande, ya que no hay desventajas más allá de un cierto tamaño.

Relación de Aspecto

La relación de aspecto es cómo las imágenes se dimensionan en la pantalla. Cuando tienes una pantalla 16:9, las imágenes se dimensionan con 16’ de ancho y 9’ de alto. Si el aspecto es de 21:9, entonces las imágenes tienen 21’ de ancho y 9’de alto. Esta relación de aspecto suele funcionar mejor con pantallas mása grandes. Cuanto mayor es la pantalla, mayor es la relación de aspecto. Hasta un cierto punto. 21:9 es un formato casi cinemático. Ahora es cuando estamos teniendo monitores de ordenador capaces de contar con una relación de aspecto de 21:9.

Tasa de Refresco

Esto es la frecuencia con la que la pantalla redibuja la imagen por segundo. Se mide en Hz. Una pantalla de 144Hz redibuja la imagen 144 veces por segundo, y una de 60 Hz lo hace ‘sólo’ 60 veces por segundo. Aunque esto pueda parecer mucho, 60 Hz es de hecho bastante lento, especialmente cuando juegas a títulos con un ritmo alto, como FPS o juegos de carreras. En esos juegos necesitas obtener nueva información tan rápido como sea posible, con el fin de reaccionar de forma apropiada.

Tasa de Refresco

¿Pero eso no son sólo los Frames por Segundo?

No, existe una diferencia. La tasa de refresco es cómo de a menudo se refresca la pantalla, incluso aunque no haya cambios en ella. Así que el número más bajo es la frecuencia con la que cambian las imágenes. Si tienes un PC con potencia suficiente para correr juegos por encima de 60 FPS, entonces ciertamente deberías buscar un monitor que funcione a más de 60 Hz.

Lo bueno sobre los monitores es que son una inversión a largo plazo. Sí, la tarjeta gráfica es la parte más importante de tu PC gaming, pero un monitor es lo que se necesita para mostrar esos gráficos. Así que debes hacerte con un monitor que tenga 120 o 144 Hz, y así poder renovar tu tarjeta gráfica sin tener que reemplazar tu monitor. De otra forma, estarás restringiendo tus FPS a sólo 60.

No vas a encontrar monitores de 60 Hz en esta guía. Si quieres comprar un monitor en estos momentos, entonces de verdad deberías hacerte con un monitor de más de 60 Hz.

Resolución

De nuevo, muchos creen que cuanto mayor, mejor. Pero de nuevo, esto puede ser engañoso. Mucha gente también confunde la resolución con el tamaño de pantalla. Y aunque sea similar, y a menudo están correlacionados, no son lo mismo en absoluto.

Resolución

La resolución es el número de píxels que hay en una pantalla. Una mayor pantalla significa que puede albergar más píxels. Pero ese no siempre es el caso. Un portátil de 13’ puede, y a menudo es así, tener el mismo número de píxels que uno de 17’. No puedes ver nada extra en el de 17’ simplemente es que todo es ligeramente más grande.

¿Entonces, por qué puedes cambiar la resolución?

En realidad no puedes. El ordenador tiene una configuración que le dice cuántos píxels hay en la pantalla. Y tú tienes que encontrar la resolución de los monitores y entonces introducir eso en el ordenador (la mayoría de ordenadores muestran esto por sí solos). La resolución es un número establecido, es el número de píxels que hay en pantalla sin tener en cuenta los que le dices a tu ordenador que ejecute. Es por eso que tienes una resolución nativa. Porque esa es la que tiene tu ordenador.

Una resolución más alta resulta en un mayor número de píxels en la pantalla, lo que te brinda más imágenes con detalles más nítidos. Así que en general, una mayor resolución es mejor. Puedes tener un problema cuando tienes programas codificados para diferentes resoluciones. Así que en general una mayor resolución significa una imagen más nítida, aunque más pequeña. Si no tienes una visión 20/20 entonces puede que prefieras una resolución menor, para que las imágenes sean más grandes y fáciles de ver.

Como norma general, cuanto más grande, mejor. Excepto cuando no lo es.

Si tienes un pequeño equipo de trabajo, deberías considerar comprar una pantalla más pequeña, y eso significaría tener una menor resolución. Sin embargo, es posible tener una pantalla pequeñaa con una resolución alta. Esto también se conoce como resolución HD o 4K. Cuantos más píxels hay en la pantalla, más precisa se muestra la imagen y más detalles puede haber en pantalla. Porque cada píxel tiene color.

Tecnología de Panel

Tecnología de Panel

Hay diferentes tipos de tecnología de panel.

Paneles TN, paneles IPS y paneles VA. Cada uno tiene sus pros y sus contras, así que vamos a verlos todos para ver cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Paneles TN Paneles IPS Paneles VA
Estos son los que suelen elegir los gamers. No tienen ángulos de vista tan buenos ni colores tan vibrantes como las otras dos opciones, pero lo compensan con un menor precio y tasas de refresco mayores. Estas pantallas cuentan a menudo con 120Hz o 144Hz y tienen un tiempo de respuesta de 1 ms. Si juegas a títulos de acción, entonces deberías mirar estos monitores. Porque aunque puede que no tengan la misma capacidad para mostrar los colores que los otros paneles, reducen el movimiento refrescando la pantalla más a menudo. Estos monitores llevan en el mercado bastante tiempo, y es por eso que podemos tener tasas de refresco ultrarápidas por un precio relativamente bajo. Estos paneles son los mejores posibles para diseño profesional. Ofrece la mejor calibración de color y ángulos de vista, algo esencia para cualquiera que necesite los colores más precisos posibles. Pero hay algunas desventajas en estos monitores. Una es del precio, y la otra es el tiempo de respuesta. Para una persona media, eso no importa realmente (bueno, el precio sí). Si no eres asiduos a los juegos de acción, entonces es mejor que optes por un panel IPS. Este te brindará el mejor visionado posible y las imágenes más precisas.

Si juegas a videojuegos de ritmo rápido, entonces un tiempo de respuesta de 1-14 ms no es suficiente, por lo que deberías ir por un panel IPS con un tiempo de respuesta por debajo de los 5 ms.

Cualquiera que no juegue a juegos de acción debería considerar hacerse con un panel IPS, ya que los tiempos de respuesta más bajos no afectan al uso de aplicaciones normales. Esta velocidad es perfectamente válida para Photoshop y un uso casual.

Este tipo de panel intentaba ofrecer un compromiso entre los paneles TN y los IPS. Pero fracasó por ambos lados. Cuenta con un tiempo de respuesta menor que un panel IPS y colores menos vibrantes que un panel TN. En lo que sí destaca un panel VA es en el contraste de color. Esto significa que muestra mejor los colores más oscuros.

Esto es lo único que hace bien. Más allá de eso no hay razón por la que comprar uno de estos monitores. Si puedes, deberías evitar estos monitores. No son los más baratos ni tampoco los mejores. No vas a obtener un buen valor por tu dinero.

G-Sync o Freesync

Desgarro de la pantalla es una de las cosas más frustrantes que te puedes encontrar en un monitor. Ocurre cuando los píxels no se alinean bien, causando una imagen distorsionada. La causa más común es una tasa de refresco (Hz) que no está sincronizada con tus FPS (Frames Por Segundo). Tiene un aspecto similar a esto.

G-Sync o Freesync

Lo puedes ver en la imagen. Hay soluciones, y estas se llaman G-Sync y Freesync. Ambas se comunican con tu tarjeta gráfica y tu monitor para ver a cuántos FPS y a qué tasa de refresco estás corriendo. Y entonces sincroniza ambos. Es por eso por lo que es mejor tener un monitor con una alta tasa de refresco, porque en ese caso tus FPS no están siendo restringidos por tu monitor. Lo deseable es que tu tarjeta gráfica sea la que haga el cuello de botella aquí, ya que puede ser ajustada más fácilmente. Puedes bajar los gráficos del juego para obtener unos FPS mayores, pero no puedes hacer nada con la tasa de refresco de un monitor.

Si estás en la búsqueda de un monitor entonces deberías echarles un vistazo a los monitores con tecnología G-Sync o Freesync. Pero existe una 3ra opción. V-Sync. Este ha estado ya un buen rato y, algunos incluso dicen que puede ser perjudicial al rendimiento. Solamente cuando no puedes corren un juego a 60 FPS. Si no pueden jugar un juego a 60 FPS, de todos modos, lo mejor es ajustar tu configuración de vídeo a algo más bajo.

G-Sync y Freesync difieren de V-Sync en su construcción integrada al monitor y que son hechos por Nvidia y AMD, respectivamente. Estas compañías buscan solventar el problema del desgarro de la pantalla (screen tearing) dentro la pantalla de una vez por todas.

G-Sync es hasta ahora la mejor alternativa. Freesync es relativamente nueva, y mientas que resulta más económica, no malgastas el valor de tus ahorros. Es mejor que obtengas G-Sync. Esto debido a que G-Sync es más resistente, correo de una manera más suave y ha existido por más tiempo. Este tiempo en el mercado le ha otorgado a Nvidia la oportunidad de trabajar algunos problemitas dentro del sistema.

PERO

G-Sync es tecnología de Nvidia y Freesync de AMD. Ambas funcionen con sus respectivas tarjetas gráficas. Así que, si te encuentras solamente actualizando tu monitor y nada más, te encontrarás atascado con la compañía que ya tienes. O, simplemente, puedes escoger irte con ninguna de ella. Tener una mayor frecuencia de actualización reduce el impacto que un desgarro de pantalla pudiese causar. Debido que este ocurriría tan rápido que no lo notarías. Ciertamente algo que deseas ¿no? Hacer las cosas imperceptibles para nuestra mera vista.

Al final, de ambas, G-Sync resulta superior, pero debes prestarle atención al costo adicional. Simplemente pudieses usar V-Sync si tuvieses un desgarro de pantalla . Casi nunca experimento el desgarramiento de la pantalla.

Ángulos de Visión

Esta es la cantidad de ángulos en los que puedes observar al monitor sin ver ningún tipo de distorsión o colores extraños. Cada monitor posee un ángulo diseñado para ser visto. Normalmente es de frente, aunque algunos de ellos tienen ángulos donde deberás ver al monitor ligeramente hacia arriba. Estos monitores están diseñados para ser usados con un soporte, para que así puedas inclinarte un poco hacia atrás en tu silla. En mi opinión realmente resulta mucho más cómodo que verlo de forma directa. Esto es algo personal.

Los monitores con los mejores ángulos son los IPS. Tienen mejores ángulos de visualización y recrean mejor los colores. Así que, si eres de los que les gusta ver muchas películas lo mejor es que optes por un panel IPS. O si usas mucho Photoshop, o colores más precisos y vibrantes, no dejes pasar un panel IPS. Pero recuerda que son más costosos.

Por el otro lado tienes los TN. Tienden a tener un único ángulo de visión y colores no tan vibrantes. Si observas al monitor desde otro punto que no sea de frente tendrás una distorsión con los colores. Sin embargo, muchas personas se sientan de frente a sus monitores así que no deberá ser ningún problema.

Si te encuentras armando un equipo de cine casero, entonces deberás ver cual monitor posee los mejores ángulos. Esos siempre serán los paneles IPS.

Al igual que el artículo? ¡Compártelo!
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *