¿Merece la pena un monitor HDR? (Análisis completo sobre pantallas HDR)

Merece la pena un monitor HDR¿Estás pensando en comprar un monitor HDR? En esta guía vamos a ver todo lo que necesitas saber sobre pantallas HDR y si merecen la pena o no en tu caso.

Si estás al día en tecnología, probablemente quieras tener lo mejor de lo mejor, los dispositivos con mejor rendimiento que puedas conseguir. Perder aunque sea un frame significa que tu equipo no es perfecto.

Ahora en serio, el rendimiento importa. Aunque puede que no necesites el mejor ordenador gaming posible para jugar a Minecraft, tener un PC decente y un buen ratón y teclado son buenos recursos, sin importar para lo que lo uses, sea para jugar, para crear arte, emitir contenidos en streaming o simplemente navegar por la web.

¿Pero cómo se aplica esto a los monitores? Al margen de preguntas del tipo “¿Funciona la pantalla?”, la mayoría de la gente no dedica mucho tiempo a valorar lo bueno que puede ser su monitor. ¿Acaso importa al fin y al cabo?

Vamos a verlo echando un vistazo a los monitores HDR. ¿Qué puede hacer estos dispositivos, y merecen tanto bombo y su precio?

¿Qué es la tecnología HDR?

HDR son las siglas de High Dynamic Range (alto rango dinámico). Esto simplemente significa que el número de colores que puede recrear con precisión un monitor HDR es mayor que en el caso de un monitor de rango dinámico estándar (SDR). Si quieres una respuesta más complicada, en cambio, “simplemente” es la última palabra que puede emplearse para explicarlo.

Para explicarlo, tenemos que profundizar en lo que significa el color en términos científicos. Los ojos del ser humano perciben el color en función de la vibración (o frecuencia) de las ondas de luz. Una mayor o menor vibración significa que el color se percibe de forma distinta. En inglés se utilizan las siglas ROYGBIV, y no están escogidas al azar. Se trata de las iniciales de los colores del arcoíris, que representan los diferentes colores del espectro visible en orden.

En los ojos hay lo que se conoce como células conos, que perciben la luz de color, permitiéndonos diferenciar entre distintas longitudes de onda. Sin embargo, esto tiene truco. Dicho de forma simple, las células cono solo pueden interpretar las luces con longitud de onda roja, verde y azul, y los otros colores que vemos solo son una mezcla de esas luces. Están determinados por lo cerca que estén unos de otros dentro de nuestro campo de visión. Por ejemplo, un punto de luz roja y uno de luz azul muy próximos probablemente parezcan como violeta para el ojo humano.

Debido a esta peculiaridad de la anatomía humana, los fabricantes de ordenadores hacen sus pantallas de tal manera que sólo proyectan luz roja, verde o azul en diferentes combinaciones. Estos “subpíxeles” mezclados forman los píxeles que vemos en nuestras pantallas. Aunque técnicamente los monitores no producen más que los colores reales de las longitudes de onda de luz roja, verde y azul, nuestros ojos no notan la diferencia.

Merece la pena un monitor HDREsta imagen de Viewsonic muestra la diferencia en la calidad de imagen entre una pantalla HDR y una SDR.

¿Qué tiene que ver todo esto con los monitores HDR, te preguntarás? Pues mucho, porque en el rango (o la gama) de colores que puede producir un monitor en particular es donde encontramos la diferencia entre la tecnología HDR y SDR.

La mayoría de los monitores de ordenador son de DSDR, lo que significa que su gama supone solo una pequeña fracción de toda la gama de luz visible que los humanos somos capaces de ver. Un monitor HDR, en cambio, aumenta ese rango considerablemente. Aunque sigue sin mostrar todos los colores de luz visibles, supone una mejora significativa con respecto a la forma en la que los ordenadores funcionaban en el pasado, ofreciendo una experiencia de visión más rica y detallada con más variaciones en la profundidad de color.

Esto también se aplica a la luminosidad y la oscuridad de los colores. Los monitores HDR pueden representar colores con un brillo casi siete veces mayor que el de los monitores SDR. Esto te ofrece mayor versatilidad al cambiar el brillo de la pantalla para obtener una mejor claridad de color y una mayor vivacidad en lo que ves.

¿Para qué usos son buenas las pantallas HDR?

Ahora que tienes una buena idea de lo que es un monitor HDR y qué es capaz de hacer, es hora de abordar la principal preocupación de cualquiera que esté leyendo esto: ¿Por qué debería importarte? “¿Qué hace por mi este vanguardista monitor?”, ¿verdad?

Por un lado, esta mayor profundidad de color y las mejores opciones de brillo son una gran ventaja para los artistas. Si te dedicas a la creación digital, ¿qué mejor incentivo puedes tener que ser capaz de expresar la mayor profundidad de color posible en tu pantalla?

Merece la pena un monitor HDREn esta pantalla de tecnología HDR (también de Viewsonic) puedes ver la elevada calidad que ofrecen los paneles HDR comparando la nieve en ambos lados de la imagen.

De igual forma, quienes quieran sacar el máximo provecho de las películas en su ordenador se pueden beneficiar de la tecnología HDR. Para empezar, las películas se filman y proyectan normalmente en este formato, por lo que no tienes que preocuparte por ver una versión especial de tus películas favoritas.

Esto también es cierto con cualquier otro vídeo que quieras ver. Podrás sacar el máximo partido del streaming de vídeos u otros archivos multimedia al verlos en un monitor HDR en comparación con un SDR por los mismos motivos que mencionamos arriba.

Por último, y probablemente lo que más os preocupe a la mayoría, los monitores HDR también mejoran el aspecto de los videojuegos. De alguna forma, este es probablemente su mejor uso, ya que los efectos de luz dinámica que tienen muchos juegos, su amplia gama de colores y sus maravillosos entornos hacen que la tecnología HDR pueda realmente ser llevada hasta sus límites, ofreciendo una sensación de peso y realismo incluso a las cosas más irreales. Además, no exige más a tu tarjeta gráfica, ya que una pantalla HDR no aumenta los ajustes gráficos, simplemente usas un monitor con colores más ricos. Así que no hay que preocuparse por sobrecargar tu PC, Xbox o PlayStation, todos los cuales son compatibles con el HDR.

¿Tienen alguna desventaja los monitores HDR?

La tecnología HDR tiene algunas desventajas. O dicho de forma más precisa, en cuanto a su lado negativo, son algunas cosas que van asociadas a los monitores HDR más que los monitores en sí.

La más importante es el hecho de que no todos los videojuegos ofrecen la opción de renderizar sus gráficos en HDR. Por lo tanto, depende de los propios juegos que puedas llevar tu monitor HDR a su máximo potencial. A medida que esta tecnología empiece a crecer y más juegos empiecen a incorporar esta opción, seguramente veamos cómo se van sumando más. Por ahora, sin embargo, estás un poco limitado.

Además, un monitor que use un panel TN (twisted-nematic) para renderizar sus gráficos no será compatible con la tecnología HDR. Esto tiene que ver con el tiempo de respuesta que ofrecen los paneles TN, que permiten un mejor rendimiento, pero a cambio no pueden renderizar los gráficos más dinámicos correctamente. Dado que el TN es la mejor opción para el gaming competitivo precisamente por su menor tiempo de respuesta, una pantalla HDR probablemente no sea la mejor opción para jugadores hardcore competitivos.

Por último, también hay que tener en cuenta el precio. Los monitores compatibles con HDR suelen ser más caros. Aunque realmente son una buena inversión, especialmente a largo plazo, a medida que más y más juegos empiecen a ofrecer la opción de gráficos HDR, puede ser más prudente invertir el dinero en otra cosa si no te preocupa demasiado este aspecto de la informática.

Veredicto final: Los monitores HDR valen la pena si tienes presupuesto y no eres un jugador competitivo

Los monitores HDR son unas alternativas excelentes para los usuarios de ordenador entusiastas. Son capaces de renderizar los tonos, la profundidad, el brillo y la vivacidad de los colores de forma tan real como si estuvieras mirando por la ventana, por lo que la tecnología HDR llevarán tus gráficos a un nivel completamente nuevo.

Pero, ¿debes comprar un monitor HDR? Si te tomas en serio lo de sacar el máximo partido de tus gráficos, la respuesta casi segura es “sí”. En lo que se refiere a mostrar gráficos de la forma más detallada posible, no hay mejor opción que una pantalla HDR. Esto es cierto para gamers, artistas, diseñadores o cualquier cinéfilo que simplemente prefiera ver sus películas en el ordenador.

Dicho esto, el precio y las limitaciones de los monitores HDR -respecto a los tiempos de respuesta más lentos- significan que quienes jueguen de forma competitiva seguramente no deban optar todavía por un monitor HDR. La pequeña disminución en el rendimiento que verías en un equipo competitivo podría significar la diferencia entre la victoria y la derrota. Además, el precio de estos monitores suele ser muy alto, por lo que debes valorar cómo gastar tu dinero en primer lugar, ya que podría ser mejor simplemente actualizar el PC.

Lee mas:
Monitores Gaming
Monitor para Edicion de Fotografia

Al igual que el artículo? ¡Compártelo!
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *