Los Mejores monitores Macbook Pro Retina, Air, Mini en 2018

Macbook Desde su creación en 2014, el objetivo último de USB-C es revolucionar las interacciones entre diferentes dispositivos al simplificar las soluciones en cuanto a información y energía, ofreciendo un cable universalmente compatible. Esta tecnología es capaz de conducir tráfico de datos, cargar la batería y actuar como entrada y salida de audio y video, lo que la convierte en una plataforma de conexión flexible y potente. Una vez este implementada totalmente, este tipo de conexión está llamada a reemplazar a la mayoría, sino a todos, los cables que usamos para conectar dispositivos como la TV, PC, portátiles, discos duros externos e incluso monitores. Los expertos en la materia han manifestado que al ser cada vez compatible con más y más dispositivos, y al encontrarse cada vez más comercializadas en las estanterías de las tiendas de informática, estas conexiones acabaran por reemplazar a las existentes hoy en día. Incluso, es posible que en el futuro, podamos ver este tipo de conexiones reemplazando los enchufes que se encuentran en las paredes de nuestras casas.

Uno de los dispositivos que más se han beneficiado de la aparición de este tipo de conexiones son los monitores. Esto resulta también aplicable a los monitores de Apple, tanto si hablamos de la pantalla “Apple cinema” como de la pantalla del MacBook Pro. Actualmente, usamos un mínimo de dos o tres cables al utilizar el dispositivo. Normalmente los cables pertenecen a la fuente de energía, la señal de entrada (HDMI, DP, DVI, etc.), y un cable USB tipo A o tipo B para otros accesorios. Todos estos cables pueden suponer un verdadero dolor de cabeza si no los tienes bien organizados, además sus necesidades en cuanto a energía y el precio de estos y la necesidad de tener activos diferentes puertos, sin olvidarnos de la vertiente ecológica y la cantidad de materias primas que se consumen en su fabricación. Una vez que todos estos cables se encuentren integrados en la tecnología de la pantalla, puede que veamos nuevos productos que sean fabricados para usar exclusivamente el cable “Type-C” ofreciéndonos la posibilidad de aunar en un solo cable las diferentes tareas que necesitamos realizar, además de que resultaría más económico y práctico para el usuario. Esta posibilidad resulta verdaderamente excitante, ya que la aplicación de este concepto supondría la consecución de una importante eficiencia energética y la reducción de los costes de los productos, además de ofrecer una mejora en la experiencia de usuario al obtener un dispositivo de uso universal.

Al ser una tecnología bastante nueva, el mundo digital acaba solo de comenzar a ver los beneficios de esta. Todavía existen algunas limitaciones y algunos problemas de compatibilidad, como muestran avances tecnológicos como el Intel Thunderbolt 3 (con uso exclusivo de conexiones USB Type-C) se encuentran todavía bajo desarrollo y con limitaciones en su aplicación. Pero a pesar de algunos contratiempos, el futuro es inevitable. En el mercado centrado en los monitores, los productores están empezando a lanzar dispositivos compatibles con esta tecnología, lo que nos puede hacer comenzar a atisbar de la brillante experiencia futura que nos espera. Estos nuevos productos confían diferentes tareas en USB Type-C, como la entrada de audio y video, transferencia de información, reconocimiento de dispositivos, y envio de energía entre dispositivos, con lo que consiguen crear un ecosistema digital universal entre los diferentes aparatos. Ya se pueden encontrar en el mercado ordenadores portátiles como el Chromebook 2016 de Google y el MacBook Air 2016 de Apple, que utilizan la conexión USB Type-C para la obtención de energía, información, e intercambio de señales. La tecnología es todavía bastante joven, por lo que no existen muchos dispositivos que puedan disfrutar de los tremendos beneficios que ofrece. Pero si tomamos en consideración la inercia y la tendencia existente actualmente, es posible que muy pronto podamos ver teléfonos, ordenadores de sobremesa y cajas multimedia dando soporte a la tecnología Type-C. En esta guía de compra hemos listado los monitores pioneros en compatibilidad con esta nueva tecnología. Todavía existen algunas limitaciones, como el voltaje ofrecido a la hora de cargar, pero debemos de tener en cuenta que es normal al ser pioneros y que además estos productos suponen la mejor prueba de lo que el mercado nos va a ofrecer en el futuro.

1. Acer H277HU – Monitor 1440p USB-C

Macbook Si eres fan de Apple, este producto es para ti. Aunque este dispositivo no ha sido desarrollado en exclusiva para Apple, el Acer H277HU ofrece una línea de diseño que resulta totalmente compatible con el color dorado de los Macbooks. Los bezels temáticos y el soporte están hechos de metal anodizado, además estos están magnetizados, para que puedas colgar “pins” u otros pequeños objetos metálicos. Este producto es el único de toda la selección que ofrece 1440p, pero te advertimos de que no se queda corto en cuanto a calidad de la imagen. Si nos regimos por los estándares que se aplican hoy en día, la calidad 2k está todavía ampliamente aceptada como una buena elección en cuanto a la calidad de detalles y a su claridad, bastante por encima de los productos con 1080p. Este modelo es capaz de ofrecerte buenos niveles de contraste y precisión en el color, junto a su diseño estrecho “Zero thin. Aparte de su apariencia, el uso de USB Type-C es lo que marca la diferencia entre este modelo y su hermano, el Acer H277H. El H277HU es totalmente compatible con los Macbooks que solo disponen de USB-C como conexión única para cargarlos, transferir información. Podemos decir que este es un “match” absoluto, claro que tendrás que pagar un precio elevado, alrededor de los $450, lo cual resulta caro si lo comparamos con el del H277H que está en torno a los $250.

2.  Monitor LG 27UD88-W – 27 pulgadas 4k USB-C

Macbook Si lo que estás buscando es la pieza central de una sala de estar de lujo, más allá de un monitor común, el 27UD88-W te ofrece una amplia variedad de usos, ya que el producto incluye aspectos para satisfacer las necesidades tanto si hablamos de “gaming” como de productividad. El monitor 4k de 27-pulgadas incorpora una calibración de fábrica con la que alcanza una cobertura del 99% del espacio de color sRGB, para asegurarse de esta manera la obtención de unos resultados sobresalientes en cuanto a color y contraste. LG también ha incorporado en este producto la tecnología “AMD’s Freesync”, incluso si la tasa de refresco está limitada a solo 60Hz y el tiempo de respuesta solo alcanza los 5ms. De todas maneras, este producto es totalmente viable para el uso en “gaming”, si lo piensas, para la mayoría de ordenadores hoy en día, es difícil alcanzar los 60Hz a 4k.

El conector USB Type-C en este modelo, permite la entrada 4K a 60Hz, pero reduce las funciones de los otros puertos USB a funciones 2.0. LG también incluye un intuitivo menú OSD llamado “On-Screen Control” por el que podrás navegar a través del ratón y el teclado en lugar de los tradicionales botones. Todas estas características hacen del 27UD88-W uno de los productos con mejor valoración dentro de esta categoría, es por eso que hemos decidido incluir a este bonito producto dentro de nuestra selección.

3. LG Ultrafine 4K – El mejor monitor para MacBook 2017

Macbook El siguiente producto de nuestra lista es “el niño bonito” de dos compañías que nunca antes habían colaborado de forma similar para la obtención de un producto de estas características. LG desarrolló el monitor LG Ultrafine 4K con la guía y colaboración cercana del gigante de la tecnología Apple, que hasta hace muy poco, solo ofrecía su exclusivo monitor de Retina para usar con sus ordenadores. Estos son los monitores que podrás encontrar si visitas la “Apple Store”. A primera vista, el monitor ha sido diseñado como cualquier otro monitor convencional, un producto asequible que cualquier usuario estará dispuesto a comprar para darle un uso cotidiano, pero tras esta apariencia se esconde un panel 4k con una resolución de 4096×2304 con 9.4 millones pixeles. Las imágenes resultan sorprendentemente brillantes debido a la gran densidad de pixeles, una característica que solo encontrarás en los monitores Retina anteriormente mencionados, eso sí, a un precio mucho más elevado. Otra similitud con la tecnología propiedad de Apple es la amplia cobertura de la gama de color P-3 y la luminosidad a 500-nit. La precisión del color y el contraste son difíciles de superar a estos niveles, especialmente con este tamaño de pantalla. El panel IPS ofrece una tasa de refresco de 120Hz, lo que significa, menos “tearing” y “blurring” en los juegos, incluso en el caso de que el Macbook para este dispositivo no sea el más adecuado para juegos de última generación. Pero lo que hace realmente extraordinario a este monitor, es el uso de los puertos USB-Type C como única forma de entrada, limitándolo a los Macbooks 2016 que comparten la misma tecnología. El puerto USB-C es capaz de asumir las especificaciones de Thunderbolt 3 y 60 vatios de carga, de esta manera, obtienes la potencia suficiente para conectar tu MacBook Air o Pro y utilizarlo mientras se está cargando. No encontrarás los típicos puertos HDMI DP, por lo que, de momento, no podrás utilizar productos que no sean de Apple. Actualmente, más y más dispositivos están comenzando a desarrollarse con tecnología USB-C, por lo que seguramente dentro de un tiempo será posible disponer de una gama más amplia de productos.

4. LG Ultrafine 5k – El mejor monitor para MacBook Pro 2017

Macbook Si el producto anterior te resulta muy pequeño (en mi opinión, lo es), aquí te ofrecemos el hermano mayor, que te ayudará a rellenar el tamaño del hueco. Como el nombre del modelo sugiere, el LG Ultrafine 5k es una bestia de 27 pulgadas que posee características similares con el 4K de 21.5 pulgadas, pero ofreciendo un cuerpo y una resolución mayores, nada más y nada menos que una sorprendente 5120 x 2880. El número de pixeles se sitúa en 14.7 millones, casi el doble de la cantidad que los monitores 4k suelen ofrecer, haciendo que los puntos individuales sean invisibles al ojo humano. Este es el mayor logro de Apple, en cuanto a monitores se refiere, y también una de las mayores razones por la cual profesionales y críticos valoran la tecnología Retina. Estos dos modelos también comparten similitudes remarcables a nivel físico, altavoces con una calidad bastante decente, un número notable de ajustes (a pesar de la dudosa apariencia del soporte) una cámara y micrófono internos, además de, por supuesto, el exclusivo puerto USB Type-C I/O. La diferencia entre los puertos Thunderbolt 3 de este modelo respecto a su hermano pequeño se encuentra en los vatios de carga, ya que este modelo ofrece 85 vatios de carga respecto a los 60 del modelo anterior. Por lo que si eres propietario de un Macbook grande, esta opción será mejor que la anterior para ti. Otra de las características que sitúa a este producto por encima del resto, es el hecho de ser el único monitor 5k que solo necesita un cable para ser capaz de operar con resolución 5k, mientras que el resto de monitores necesitan un adaptador y un segundo cable Thunderbolt 3 extra.

5. Lenovo ThinkVision X1 –Monitor 4K USB type-C

Macbook Ostentando una apariencia que encaja perfectamente en el mundo industrial o de negocios, el Lenovo ThinkVision X1 ha conseguido colarse en este listado debido a sus peculiares características, además de por ofrecer USB Type-C. La compañía es ciertamente popular por hacer productos que van directos al grano, sin mucho lucimiento exterior, como podemos ver en la línea de portátiles ThinkPad, que tienen una apariencia más cercana a un uso militar que a un equipo para tu casa u oficina. Este concepto no resulta extraño para el X1, incluso si a primera vista, el diseño sin bordes transmite clase y sofisticación suficientes para no desentonar en tu oficina o en tu coqueta casa. Al igual que el primero de los producto de este artículo, este modelo ofrece un panel 4k con 27 pulgadas con una densidad de pixeles en torno a 157PPI, y una tasa de contraste de 1300:1, que resultan en una imagen con un sorprendente nivel de detalle. También incorpora una cámara a 1080p con luces led, sistema de micrófonos dual y un brazo articulado en la parte trasera del X1,permitiendo hacer capturas de imagen y presentaciones, lo que puede resultar extraordinariamente útil en el mundo de los negocios, la industria u otras instituciones. La capacidad para usar USB Type-C amplia considerablemente la consideración de este producto en este campo específico, mas aún llegado el momento en el que esta tecnología de el paso definitivo y se considere como tecnología estándar.

6. Monitor HP Envy 27 4K– 4K USB C

Macbook El pasado año, HP lanzó una nueva serie de productos que transmitían elegancia y belleza sin sacrificar el rendimiento. Este modelo, el HP Envy 27 4K, es una continuación de su anterior modelo Envy 32, que recibió críticas variadas debido a su excesivo tamaño y sus 1440p de resolución. En esta segunda generación, la compañía decidió rediseñar su oferta con un tamaño más pequeño pero una resolución nativa mayor, lo que da como resultado una mayor densidad de píxels. Sin embargo, la gran mejora que el fabricante ha introducido en este dispositivo es la inclusión del USB Type-C, con sus consiguientes beneficios.

Los usuarios pueden usar este producto como cargador y pantalla externa para dispositivos como el Macbook 2016 y la mayoría de portátiles más modernos, que cuentan con receptor Type-C. Junto con el mencionado rediseño de las características físicas, HP también ha incluido el Freesync en este monitor, lo cual creemos que es un buen movimiento por su parte. Teniendo en cuenta su precio y las actuales aplicaciones y las limitaciones que arrastra el Envy 27, el Freesync será con seguridad de utilidad.

7. BenQ PD2710QC

Macbook El BenQ PD2710QC es una pantalla elegante y moderna diseñada para hogares inteligentes y usuarios de oficina que quieran una visión excelente. El producto viene con una combinación única de negro y plata con biseles super delgados para crear un producto que parece el doble de caro que su precio real. La ergonomía es fantástica y la calidad de construcción es incuestionable, pero lo que destaca es su ranura para USB-C con 61 watios de energía además de la base que sirve para cargar tu portátil con USB-C. La superficie, suficientemente grande, se inclina generosamente para balancear tu dispositivo, además de incluir puertos USB 3.0 y un conector para auriculares para una máxima comodidad.

Este modelo es una de las pocas ofertas disponibles que pueden mostrar una cobertura perfecta de sRGB con una gran fidelidad sin necesidad de configuración, por lo que los usuarios pueden disfrutar usándolo desde el primer momento. Combinado con su resolución de 2560 x 1440, tu trabajo y tus juegos se verán con una brillante claridad y vibrantes, llevando tu experiencia más allá de lo que los monitores estándar pueden ofrecer. Además, si trabajas en tareas como diseño CAD o CAM, el BenQ PD2710QC se ajusta bien, ya que incluye útiles modos para salida de visualización avanzada de estructuras de páginas web o dibujos técnicos con una claridad superior. Si eso no es suficiente, este modelo sólo tiene un retardo de entrada de 10ms, proporcionando unas sesiones gaming divertidas y ágiles para usuarios casuales después de acabar el trabajo.

8. LG 43UD79-B

Macbook El LG 43UD79-B es gigante para los estándares de los monitores, pero es uno de los monitores 4K más útiles debido a la versatilidad que ofrece. No dejes que su apariencia de TV te engañe; este producto está equipado con funcionalidades que pueden hacer mucho más fácil tu vida profesional. Puedes dividir su enorme pantalla de 43 pulgadas con panel IPS en diferentes configuraciones usando distintas señales de entrada y desde diferentes dispositivos de alojamiento, o puedes usarlo como pantalla única con un gran espacio de trabajo para una máxima productividad. Su puerto USB-C es sólo uno de los conectores que puedes usar, además de su puerto DisplayPort 1.2 y sus cuatro puertos HDMI.

Además del trabajo más serio, el LG 32UD79-B también es capaz de brindar entretenimiento, gracias a su compatibilidad con FreeSyn y una salida de audio decente por medio de su par de altavoces Harman Kardon de 10 watios. Se especifica un 100% de sRGB, por lo que tienes garantizados unos colores vibrantes y fieles a la realidad, y aunque no es tan nítida como su primo Ultrafine, la pantalla sigue siendo nítida y clara. Pero lo que convierte al LG 43UD79-B en uno de los mejores modelos es su razonable precio, ya que es el más bajo en su segmento de pantallas profesionales con tamaño de TV.

9. Dell U3818DW

Macbook El Dell U3818DW es otro coloso, con una impresionante resolución de 3840 x 1600 que proporciona un enorme espacio virtual para productividad u ocio. Este modelo viene con la firma estética propia de la marca, pero tener una pantalla de ese tamaño con doble base ultrafina lo convierte en uno de los espectáculos más atractivos que nadie pueda tener en un escritorio. Ten en cuenta que este modelo mide casi 90 centímetros de ancho y pesa casi 13 kilos, pero se maneja bien gracias a su base ergonómica incluida, que cuenta con la flexibilidad de una variante 16:9.

La pantalla IPS de 38 pulgadas del Dell U3818DW es igualmente fascinante, gracias a su curvatura de 2300r y una vivacidad y exactitud que crea unos excitantes efectos visuales. La pantalla precalibrada se combina con funcionalidades que aprovechan su tamaño y su generoso puerto I/O, que incluye USB-C. Este último es una de las características estrella del Dell U3818DW, ya que puede generar una potencia de carga de 100w, por lo que es capaz de cargar hasta los dispositivos móviles más potentes, por lo que puedes cargarlos mientras juegas o trabajas con total seguridad.

10. Acer XR382CQK

Macbook El Acer XR382CQK es un producto similar al Dell U3818DW pero está más enfocado al gaming que a las aplicaciones profesionales. La pantalla de 3840 x 1600 puede llegar a los 75Hz para una significante mejora en la fluidez, además de poder disfrutar de FreeSync para unas partidas libres de tirones y desgarros en la imagen. La cobertura de la gama de color es amplia y con una precisión fantástica, por lo que el producto es ideal para diseñadores gráficos hasta un cierto punto. Esta combinación de características hace que este modelo sea nuestra primera elección para usuarios flexibles que quieran una pantalla sofisticada y versátil para ambos tipos de usos, sin olvidarse del “factor wow” de las pantallas ultrapanorámicas como esta, que añaden más espacio para jugar o trabajar.

Al tratarse de un modelo premium, viene con una extravagante base con un atractivo arquitectónico y una gran flexibilidad. El panel I/O es igualmente impresionante, ya que incluye todo lo que nunca necesitarás, además de un receptáculo USB-C que añade un nivel de garantía de futuro a este modelo futurista. El Acer XR382CQK se diseñó para sumergir a sus usuarios en unos gráficos maravillosos y una experiencia profunda gracias a su masiva resolución, tamaño y curvatura, pero su compatibilidad con el USB-C acerca la próxima generación de dispositivos para disfrutar de igual modo de una experiencia todo-en-uno.

Conclusión

Actualmente, las opciones disponibles para este tipo de monitores están bastante limitadas, lo que es de entender dado que los productos dirigidos al público mayoritario todavía se adhieren más a los estándares convencionales como DisplayPort, HDMI y USB 2.0, 3.0 y 3.1. Los fabricantes siguen dando pasos muy pequeños a la hora de ofrecer el USB-C, ya que la reacción de los consumidores puede varias. No puedes forzar a nadie a que acepte nuevos dispositivos sin que tengan un uso real que darles por motivos de compatibilidad. Pero en los años 90, Apple comenzó una revolución en el sector de los gadgets al adoptar el USB 1.1 en sus primeros modelos de Mac, lo que acabó por revolucionar el mundo digital. Hoy en día, puedes ver conectores USB en todas partes, incluso en ranuras en la pared de los hogares más modernos. Esta vez están haciendo lo mismo con un marketing muy agresivo en sus nuevos productos, además de involucrar a las compañías rivales en el desarrollo de productos como los dos arriba mencionados. Este hecho, sin embargo, no sólo se aplica a Apple, aunque es uno de los grandes impulsores de este movimiento.

Pero también existen importantes limitaciones, con obstáculos como un limitado voltaje de carga. la necesidad de cables y adaptadores adicionales, etcétera. Estos productos son la primera generación, después de todo, y como ocurre con todas las tecnologías en desarrollo, tienen algunos fallos. La aparición de estos monitores con tecnología Type-C y Thunderbolt 3 es un claro síntoma de que el futuro está llegando. En unos cuantos años, podremos ver el Type-C con su forma de píldora en cada dispositivo digital que compremos y usemos. El comienzo de la revolución de las tecnologías de entrada para pantallas es un pequeño atisbo de lo que veremos mañana, y por ahora sólo podemos ver la punta del iceberg. Las opciones son bastante limitadas en el momento de escribir este artículo, por lo que sólo hemos incluido los modelos más populares, con buenas puntuaciones y compatibles de forma inmediata que estas compañías ofrecen a día de hoy. Si tienes presupuesto suficiente y el hardware apropiado y quieres dar un pequeño salto hacia adelante en el tiempo, entonces estas ofertas a largo plazo son las mejores que puedes comprar por ahora.

Lee mas:
Mejor Monitor para Edicion de Fotografia
Mejores Monitores Gaming

mavis

Leave a Reply

Your email address will not be published.